Inicio Internacional «¡Vamos, dispárame! ¡Vamos a explotar juntos!”

«¡Vamos, dispárame! ¡Vamos a explotar juntos!”

101
0

Varios soldados contratados por contrato en el ejército ruso amenazaron con matar al general Valeri Solodciuk y sus tropas en las Fuerzas Especiales. Según la interceptación de una conversación telefónica entre un soldado ruso y su esposa, los militares se negaron a cumplir la orden del general de reanudar el ataque contra los ucranianos.

La interceptación telefónica entre el soldado ruso y su esposa fue publicada el lunes por el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU). El conflicto entre el general ruso y los soldados empleados por el ejército de Vladimir Putin tuvo lugar en la región de Donetsk, en una zona temporalmente ocupada por Rusia.

Como los soldados no obedecieron la orden del general, éste les gritó y amenazó con matarlos. En ese momento, los soldados estaban a punto de matar a Valeri Solodciuk y sus guardaespaldas, que habían venido a detener la revuelta y obligarlos a seguir luchando.

Leer:  Francia está lista para prohibir el petróleo ruso, dice el ministro de Finanzas francés

En la conversación telefónica con su esposa, el soldado le dice: “Nuestra unidad no obedeció casi en su totalidad. Él (General N°) empezó a blandir su pistola, disparando al aire: ‘Yo – nos dice – ¡Los mato a todos si no van para allá!’ (…) Un niño le dijo: ‘¡Fuera, fuera de ahí!’ Luego sacó una granada, quitó el anillo de seguridad y dijo: ‘¡Bueno, vamos, dispárame! ¡Vamos a explotar juntos!'»

Los guardias del general “comenzaron a empujarnos con la punta de sus fusiles, y nosotros les apuntamos con nuestras armas. En una palabra, nos íbamos a disparar”, dijo el militar. Eventualmente, sin embargo, el general, enfurecido, subió a un automóvil y abandonó la línea del frente, dice Digi24.

Leer:  Los rusos quieren que el asedio de la Segunda Guerra Mundial a Leningrado sea reconocido como genocidio y crimen de guerra

Asimismo, al inicio de las conversaciones telefónicas, el soldado le dijo a su esposa que de su grupo táctico, a nivel de batallón (BTG), sólo quedaban en buenas condiciones 215 soldados de 650, el resto muertos o heridos.

El general Valeri Solodchuk dirigió la operación para capturar Kiev desde el oeste desde febrero hasta abril de 2022. Los soldados de sus unidades subordinadas están involucrados en crímenes de guerra contra civiles en la región de Kyiv.