Inicio Internacional ¡Estados Unidos está construyendo aviones de combate F-35 con partes de China!

¡Estados Unidos está construyendo aviones de combate F-35 con partes de China!

64
0

A las presiones Lockheed Martin Corp., la Casa Blanca acordó otorgar una exención para que los aviones de combate F-35 continúen construyéndose con piezas importadas de China. Durante meses, los estadounidenses intentaron resolver el problema de otra manera, pero la realidad económica terminó por vencer a la política exterior de Washington.

La poderosa industria armamentística estadounidense ha logrado una vez más dictar las reglas en la Administración Biden.

“Por la seguridad nacional”, anuncia el Pentágono

Lockheed Martin corría el riesgo de perder contratos por valor de miles de millones con el Pentágono, algo inaceptable para la poderosa empresa estadounidense. En septiembre, Washington anunció que ya no aceptaría nuevos F-35 porque se descubrió que usaban un imán en el motor del caza furtivo, fabricado con material importado de China.

Leer:  Canadá impone sanciones a Rusia después de que Moscú reconoce la independencia de las regiones de Donetsk y Lugansk

En menos de dos meses, el problema estaba resuelto. El sábado 8 de octubre, el Pentágono anunció que se había otorgado una exención a Lockheed Martin. William LaPlante, jefe de la división de adquisiciones del Pentágono, dijo que se decidió aceptar una aleación en la bomba de aceite del motor que no cumplía con las leyes de adquisiciones estadounidenses.

«La aceptación es necesaria para los intereses de la seguridad nacional», dijo LaPlante en un comunicado de prensa obtenido por Reuters. Según el Pentágono, la exención se aplica hasta que se entregue el último avión bajo el contrato firmado con Lockheed Martin.

Leer:  ¿Qué ciudades ucranianas fueron blanco de los bombardeos rusos? MAPA

Al mismo tiempo, el proveedor Honeywell International Inc ( HON.O ) buscará una fuente alternativa para el metal en el futuro. Lockheed Martin asegura que el imán fabricado con piezas chinas no transmite información ni daña a las aeronaves, por lo que no hay riesgos de seguridad de por medio. El problema «estaba relacionado con un imán en la turbomáquina F-35 fabricada por Honeywell que incluye aleación de cobalto y samario», dijo Lockheed Martin.

Además, según los informes, hay otros imanes fabricados en China en el F-35 que han recibido exenciones de los funcionarios del Pentágono en el pasado.