Inicio Internacional «Dejó que su hombro hiciera llorar mi alma»

«Dejó que su hombro hiciera llorar mi alma»

107
0

La cantante Sofía Vicoveanca invita a Adrián Artene en el podcast ALTCEVA el sábado 7 de mayo a partir de las 19.00 horas. Abordando varios temas, la artista también habló sobre la relación con su esposo, quien ya falleció. Dijo que el hombre con el que había vivido la mayor parte de su vida era un buen hombre que «dejó caer el hombro» para que ella «pudiera hacer llorar su alma».

En un momento de sinceridad, Sofía Vicoveanca le reveló a Adrián Artene que las cosas iban muy bien en su matrimonio y se sentía protegida y escuchada.

«Te diré algo y no me creerás. Que las mujeres tenemos ametralladoras. Sabes que no sé cómo hacerlo. Mientras viví con mi esposo, le hacía preguntas, pero tenía muy buena relación. Estaba muy cerca de mí. Tengo una forma de decir que dejó que su hombro me hiciera llorar el alma”, dijo el artista de música popular.

Sofía Vicoveanca es invitada el sábado para el podcast «ALGO MÁS con Adrián Artene»

Sofia Vicoveanca, nombre real Sofia Fusa, casada con Micu, nació el 23 de septiembre de 1941 en Toporăuți, Cernăuți, , actualmente en Ucrania. Es una querida cantante rumana de música folclórica.

Leer:  El "carnicero checheno" dice que Rumania intentará influir en Ucrania

Su infancia se vio empañada por las penurias y su padre fue hecho prisionero por los soviéticos después de la anexión del norte de Bucovina por la Unión Soviética. Junto con su madre, Sofia se refugió con una tía Sofia Ișan y Vespazian Șorodoc (iglesia ortodoxa de Palimar) en el estanque Bivolarie – Vicovu de Sus y asistió a la Escuela Primaria Bivolărie (cerca del Centro Cultural Bivolărie y el Grupo Escolar para Personas con Discapacidad Auditiva de Bivolărie) , posteriormente se trasladó con su familia a la comuna de Vicovu de Jos (cerca del aserradero) donde pasó su infancia. «Mis padres eran ricos allá, en Chernivtsi, tenían una tienda, casas, ganado, caballos, pero aquí no tenía nada», confesó más tarde. Por amor a su pueblo de la infancia, más tarde tomó prestado su nombre, eligiendo su nombre artístico Sofía Vicoveanca.

Desde pequeña, constreñida por las dificultades materiales por las que pasaban los refugiados, la pequeña Sofía aprendió a coser, a tejer alfombras, a tejer, a cortar, etc. Se graduó en la Escuela de Arte Popular de Suceava y fue contratada, por concurso, en 1959 como solista de música folklórica en el Conjunto de Canto y Danza «Ciprian Porumbescu» de Suceava. En 1965, lanzó su primer álbum. Desde 1998 es solista de música folclórica en el Ensamble Rapsodia de Botosani.

Leer:  El canciller alemán Olaf Scholz realiza su primera visita oficial a Turquía el lunes.

En reconocimiento a su actividad de casi 50 años al servicio de la música folclórica rumana, Sofia Vicoveanca recibió varias distinciones como: «Mérito Cultural» clase IV (1973); Medalla «Tudor Vladimirescu» cl. yo (1975); Medalla «Mérito Cultural» cl. yo (1976); Cruz Nacional “Servicio Fiel” clase III (2002); Orden Nacional «Mérito Cultural» en el grado de Gran Oficial (2004) etc.

El presidente de Rumania Ion Iliescu otorgó a la artista Sofia Vicoveanca el 29 de noviembre de 2002 la Cruz Nacional al Servicio Fiel clase III, «por la creación y transmisión con talento y dedicación de obras literarias significativas para la civilización rumana y universal». El 7 de febrero de 2004 también le concedió la Orden al Mérito Cultural en el grado de Gran Oficial, Categoría D – «Artes Escénicas», «en reconocimiento a toda la actividad y por la dedicación y talento interpretativo puesto al servicio de la interpretación artes y espectáculos».

Mira la entrevista completa a Mihai Gâdea, el viernes 29 de abril, a las 19 h, solo en el canal de Youtube Altceva con Adrian Artene. ¡Suscríbete aquí!

Artículo anteriorStar Wars: un artista imagina la saga en una versión terrorífica (y es muy sangrienta)
Artículo siguienteSpider-Man 3: Sam Raimi defiende una polémica escena de la película
Soy un viajero de 29 años y vendedor en una tienda de prêt-à-porter. Me incorporé al equipo de redacción de AltaVision.news en octubre de 2021.