6 palestinos asesinados según el informe humanitario de OCHA

│Palestina Libération│AL-QUDS / JERUSALÉN OCUPADA.-
En los últimos días, Israel ha intensificado las actividades en dos comunidades palestinas vecinas en las colinas al este de Jerusalén, que están en riesgo de transferencia forzosa, según el informe humanitario de OCHA, que abarca el período del 19 de junio al 4 de julio.

Al-Khan Al Ahmar - El área de Abu Al Helu ha sido declarada zona militar cerrada y han aparecido equipos de construcción pesados ​​en el lugar. El 4 de julio, en Abu Nuwar, las autoridades israelíes demolieron 19 estructuras, incluidas 9 viviendas, y desplazaron a 51 personas, incluidos 33 niños.

Según el informe de OCHA, las fuerzas israelíes mataron a dos palestinos, incluido un niño, e hirieron a 615, incluidos 23 niños, durante las manifestaciones masivas que tuvieron lugar el 22 y 29 de junio a lo largo de la valla perimetral de Israel con Gaza en el contexto de la Gran Marcha de Retorno '.

La muerte del niño, un niño de once años, recibió un disparo en la cabeza con munición real durante una manifestación al este de Khan Yunis el 29 de junio. Esto eleva a 19 el número de niños asesinados en Gaza desde el comienzo de las protestas del 30 de marzo, incluido uno cuyo cuerpo está siendo retenido por las autoridades israelíes.

Durante el período sobre el que se informa, otros dos palestinos murieron por las heridas sufridas en las manifestaciones de semanas anteriores. Unas 222 de las lesiones reportadas fueron hospitalizadas, incluidas 101 personas heridas por munición real.

Las fuerzas israelíes dispararon y mataron a otros dos niños palestinos en dos incidentes separados en Gaza, según los informes después de que traspasaron la valla en Israel e intentaron dañar las instalaciones militares. Los incidentes ocurrieron el 28 de junio y el 2 de julio, al este de Rafah, y también causaron heridas a tres palestinos, incluidos dos niños.


En al menos 18 ocasiones fuera de las manifestaciones masivas, las fuerzas israelíes abrieron fuego en las Áreas Restrictivas de Acceso (ARA) en tierra y mar en Gaza, causando una lesión y forzando a los agricultores y pescadores a abandonar. En dos ocasiones, las fuerzas israelíes ingresaron a Gaza y llevaron a cabo operaciones de nivelación y excavación de tierras cerca de la valla perimetral al este de Gaza y al-Qarara (Khan Yunis).
En la Ribera Occidental, 36 palestinos, entre ellos al menos seis niños, resultaron heridos por las fuerzas israelíes durante las protestas y los enfrentamientos. La mayoría de los heridos (16), incluidos cuatro niños, fueron denunciados durante los enfrentamientos con las fuerzas israelíes, tras la entrada de colonos israelíes a varios lugares religiosos en la Ribera Occidental, lo que provocó altercados y enfrentamientos con los palestinos.

Al otro lado de Cisjordania, las fuerzas israelíes realizaron 137 operaciones de búsqueda y arresto y detuvieron a 198 palestinos, incluidos al menos 15 niños. La mayor parte de las operaciones correspondió a la gobernación de Hebrón (30) y la mayoría de los arrestos a la provincia de Jerusalén (49).

Citando la falta de permisos de construcción emitidos por Israel, las autoridades israelíes demolieron, incautaron u obligaron a las personas a demoler 26 estructuras propiedad de palestinos, desplazar a diez personas y afectar el sustento de más de 160 personas.

Todas menos una de las estructuras específicas se encontraban en Jerusalén Este, con lo que el número de estructuras demolidas en esta área desde el comienzo de 2018 a 91, ligeramente por encima del mismo período en 2017. Otra estructura se incautó en el Área C, en la comunidad de pastoreo de Umm Fagarah, que se encuentra en la zona de disparo 918, en el sur de Hebrón (Massafer Yatta).

Además, el 21 de junio, un apartamento fue demolido en terrenos punitivos en Barta'a ash Sharqiya (Jenin), en el Área B, desplazando a una familia de tres.

Las fuerzas israelíes desplazaron a 16 familias palestinas de la comunidad de pastoreo de Humsa al Bqai'a, en el norte del valle del Jordán, durante 14 horas para dar paso a las capacitaciones militares.

Esta es la sexta vez en los últimos dos meses que esta comunidad, ubicada en un área designada como "zona de tiro", fue temporalmente desplazada. Junto con las demoliciones y las restricciones de acceso, esta práctica mejora el ambiente coercitivo en la comunidad, poniéndolo en riesgo de transferencia forzosa.

Se reportaron 13 ataques de colonos israelíes durante el período, que resultaron en más de 500 árboles propiedad de palestinos que fueron destruidos o incendiados.

Desde el comienzo de 2018, OCHA ha registrado el informe de desarraigo, quema o vandalismo de 4,175 árboles por colonos israelíes, lo que representa un aumento de 48 y 404 por ciento, en un promedio mensual, en comparación con 2017 y 2016, respectivamente. │Diario Palestina Libération صحيفة فلسطين ليبراسيون - Toda la actualidad y el análisis sobre Medio Oriente y el mundo. - www.palestinaliberation.com - ISSN 2591-6033 Global Intellectual Property Registry Nº: 1 607138 370884 All rights reserved ©2016|│
Share on Google Plus

About Editor

Envia tu email y recibe las noticias todos los dias del diario Al-Qods Libération:

FeedBurner