الطبعة العربية

Israelíes exigen la renuncia de Netanyahu por corrupción

│Palestina Libération│OPINION / SUHAIL HANI DAHER AKEL.- La corrupción del premier Benjamín Netanyahu y su esposa Sara, le está carcomiendo el liderazgo.
Si bien, miles de israelíes le pidieron su renuncia por corrupción, con mayor grandeza deberían pedirle su renuncia y su juzgamiento por ‘crímenes de guerra’ contra los miles de civiles palestinos asesinados.

 La semana pasada, la policía israelí encomendó al fiscal general que “impute a Netanyahu en 2 causas de corrupción, conocidas como Caso 1.000 y el Caso 2.000 por cohecho, fraude y abuso de confianza” por el intento de pactar con Arnon Mozes, propietario del diario con mayor circulación en Israel, Yediot Aharonot el espurio manejo de noticias favorables y reducir las informaciones contrarias en los otros periódicos.

 El tercer caso, que complica a Netanyahu, que está aún en etapa de investigación, es conocido como el Caso 4.000 o Caso Bezeq y sigue la presunta relación entre Netanyahu y el propietario del grupo Bezeq, Shaul Alovich, presidente del sitio de noticias Walla News y del gigante telefónico Bezeq, clausurado hoy martes 20/2.

Desde la semana pasada Shaul, fue encarcelado por la policía sionista por los favores económicos que beneficiaron holgadamente a Netanyahu. Yaid Lapid, líder del partido centrista Yesh Atid (‘Hay Futuro’ en hebreo), presentó ayer lunes una moción de confianza en el Kmesset (parlamento israelí) y expresó: “el primer ministro no puede aceptar $ 1 millón de shéquels ($285.000 dólares) de un millonario. No puede mantener este tipo de conversaciones con Arnon Mozes. No puede mantener este tipo de negociaciones con Shaul Elovitch...

Debe dimitir o que se lo declare incapacitado”. En tanto, hoy martes, según el diario israelí Haaretz, aseguró que: “altos funcionarios del Ministerio de Justicia elaboran prohibir a Netanyahu, que también es ministro de Comunicaciones, participar en cualquier decisión relacionada con el Canal 10 israelí debido a su amistad con uno de sus dueños, el productor de Hollywood, Arnon Milchan”. Implicado por los favores económicos con el premier. En un comunicado, Netanyahu, intentó salvar su imagen y la de su esposa Sara, aduciendo “la caza de brujas de los medios continúa a toda marcha”.

Un alegato que potencia su arrogancia y su hipocresía. Netanyahu, no es un incapacitado y su verdadera renuncia debe ser por sus ‘crímenes de guerra’ y su juzgamiento en los tribunales internacionales. │Diario Palestina Libération صحيفة فلسطين ليبراسيون - Toda la actualidad y el análisis sobre Palestina y Medio Oriente - www.palestinaliberation.com - ISSN 2591-6033 Global Intellectual Property Registry Nº: 1 607138 370884 All rights reserved ©2016|│
Share on Google Plus

About fr.Palestina Libération

Envia tu email y recibe las noticias todos los dias del diario Palestina Libération:

FeedBurner