الطبعة العربية

La UE ya reconoce la soberanía israelí sobre Jerusalén aunque más discretamente que Trump

│Palestina Libération│*Por Asa Winstanley .-
Los espectadores que vieron el viernes la sesión de emergencia televisada del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas pueden ser perdonados por pensar que el representante de la Autoridad Palestina (AP) ante la ONU estaba tratando de aburrir al embajador israelí con su discurso.

La reunión fue convocada en respuesta a la escandalosa decisión del presidente estadounidense Donald Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.
El hombre de la Autoridad Palestina en Nueva York, Riyad Mansour, habló en contra de la decisión de Estados Unidos leyendo una serie de comentarios preparados, que sonaron más como un ensayo académico que como un discurso apropiado para un momento tan tristemente histórico.
En él, enumeró décadas de resoluciones y declaraciones de la ONU que remarcan que Jerusalén Oriental debería ser la capital de un futuro estado palestino con la capital israelí en Jerusalén Occidental, dentro del marco de la solución largamente prometida de dos estados.
La lista de Mansour eran sólo palabras en papel mojado. Y es completamente falso que los representantes de la AP digan ahora que la decisión de Trump socava el papel de Estados Unidos como un “agente honesto” entre los “dos lados”: el gobierno de EEUU siempre se ha alineado con Israel.
Esta alineación ha sido particularmente fuerte desde la guerra de 1967 cuando Israel atacó a sus vecinos y se tragó el 22% restante de las tierras palestinas, lo que provocó una nueva ola de refugiados y la ocupación militar de cincuenta años (de Cisjordania, incluida Jerusalén Oriental). – Gaza y los Altos del Golán de Siria) que perdura hasta el día de hoy.
Desde esa guerra, Estados Unidos ha enviado miles de millones en ayuda militar a Israel.
El apoyo popular que hay en EEUU para Israel es el resultado de dos factores principales: el fundamentalismo religioso en forma de sionismo cristiano radical y las masivas cantidades de dinero del lobby de Israel otorgadas por donantes fanáticamente sionistas, como el magnate de los casinos Sheldon Adelson, quien financió la campaña electoral de Trump.
Es una combinación de razones imperialistas y religiosas. El colonialismo israelí en la tierra ocupada de Palestina es visto por los líderes occidentales como un “chalet en la jungla”, rodeada por las “bestias salvajes” del mundo árabe, como los líderes racistas israelíes (tanto del Partido Laborista como del Likud) a menudo dicen .
Como tal, la inquietud que actualmente están expresando contra Trump los líderes europeos que lamentan el daño al inexistente proceso de paz es totalmente hipócrita. Y, de hecho, la nueva política de Trump en Jerusalén es solo una forma más abierta de la misma política maligna que la Unión Europea ha estado llevando a cabo en la práctica durante muchos años.
A pesar de las reiteradas expresiones de “preocupación” de la UE sobre la expansión de los asentamientos israelíes en Cisjordania, la UE en la práctica alienta la limpieza étnica en curso del pueblo palestino.
Apoya e incluso financia a Israel con millones de euros en programas como Horizon 2020, que financia investigaciones israelíes de alta tecnología, entregando dinero de los contribuyentes de la UE al régimen del apartheid y las firmas de armas que hacen “prueban de batalla” con sus armas contra civiles palestinos.
Y como mi colega de The Electronic Intifada David Cronin señaló recientemente, “el Ministerio de Ciencia de Israel es uno de los principales organismos que coordinan la participación de ese estado en Horizonte 2020. El Ministerio de ciencia no está establecido dentro del Israel actual. Por el contrario, sus oficinas principales se encuentran en la Jerusalén Oriental ocupada”.
Entonces, la UE en la práctica ya reconoce la soberanía israelí sobre Jerusalén, pero lo hace más silenciosamente que Trump. Es una especie de reconocimiento silencioso. Este tipo de expresiones de consternación hacia Trump me parece más una preocupación por el hecho de que él reconoce abierta y orgullosamente a Israel y atrae la atención pública hacia sus políticas flagrantemente injustas, deshonestas y, en última instancia, impopulares.
De hecho, la UE está tan “preocupada” por Israel que el domingo estaba dispuesta a recompensar a Netanyahu con más reuniones de alto nivel con el presidente francés Emmanuel Macron y más tarde con los ministros de asuntos exteriores de la UE.
Las expresiones de preocupación de la UE sobre la continua limpieza étnica israelí de los palestinos del este de Jerusalén y el resto de la Cisjordania ocupada son de hecho una cobertura diplomática que actúa como la otra cara de la moneda con respecto al apoyo más abierto de Estados Unidos a Israel – algo que es muy anterior a Trump (los políticos demócratas, después de todo, también han expresado su apoyo a la anexión de Jerusalén por Trump, mucho más que para “La Resistencia”).
Es una especie de rutina de policía bueno / policía malo. Pero todo es un juego destinado a distraer la atención del apoyo real y práctico que los líderes occidentales prodigan a Israel. Mientras la UE y sus Estados constituyentes se nieguen a tomar medidas concretas contra la agresión de Israel, el apartheid y la limpieza étnica, Israel continuará cometiendo crímenes contra el pueblo palestino.
Como mínimo, tal acción significaría el final de la venta de armas a Israel y el fin de la libre disposición de fondos de la UE para las empresas armamentistas israelíes.

*Fuente: Asa Winstanley, Middle East Monitor en Español  │Diario Palestina Libération صحيفة فلسطين ليبراسيون - Toute l'actualité et l'analyse sur la Palestine et Moyen-Orient - Global Intellectual Property Registry Nº: 1 607138 370884 All rights reserved ©2016| RPL Radio Palestina Libération - إذاعة فلسطين ليبراسيون │
Share on Google Plus

About fr.Palestina Libération

Envia tu email y recibe las noticias todos los dias del diario Palestina Libération:

FeedBurner