الطبعة العربية

No dejan visitar a palestina la tumba de su padre asesinado en 1948

│Palestina Libération│OPINIÓN / Suhail Hani Daher Akel.- Es insólito, racista y detestable. Faltos de piedad hacia la vida y la dignidad, la potencia ocupante israelí, una vez más y durante años, le prohibió a la palestina Salwa Salem-Copty, visite la tumba de su padre mártir asesinado por las tropas israelíes en su aldea palestina de Ma'alul, a 6Kms de Nazareth, en el distrito de Galilea ocupada en 1948.


 La aldea después que las hordas sionistas, aún no establecidas como ejército israelí, en su campaña de quemar aldeas y ciudades palestinas tras la creación de Israel en mayo de 1948, el 15 de julio de ese año durante la Operación Dekel, las fuerzas terroristas judías entraron en la pequeña aldea y mataron a 50 de sus habitantes y expulsaron al resto.

En su mayoría los palestinos huyeron a Nazareth donde pasaron el resto de su vida bajo una nueva bandera, la israelí.

 La aldea robada es parte de las 418 ciudades y aldeas, incluyendo, el sector de Jerusalem Occidental, que los sionistas utilizaron para crear el actual Israel. Salwa, nació unos meses después que su madre huye a Nazareth embarazada. Su padre fue uno de los 50 mártires palestinos que mataron resistiendo la entrada de los sionistas. La aldea prácticamente está despoblada y cubierta con un bosque de pinos plantados por el Fondo Nacional Judío, dedicado a la memoria de judíos prominentes (¿?).

 El lugar conocido como una aldea cristiana en su momento cuenta con 2 iglesias cristianas ortodoxas y una mezquita. Hoy está rodeada por una base militar israelí y los que murieron antes del 15 de julio del ’48 están enterrados en un cementerio rodeado por una base militar israelí. En la entrada del cementerio hay un cartel clavado en un árbol escrito en idioma árabe y hebreo que reza: “Ma'alul - El cementerio cristiano está detrás de la cerca.

El acceso está prohibido”. La ONG ‘Adalah’ el pasado 24 de septiembre envió una nota al ministro del Interior israelí, Aryeh Deri, y al jefe del Comando del Norte del ejército israelí, Yoel Strick, para que permitan a Salwa, visitar la tumba de su padre, sin obtener respuesta.

Por su parte, la abogada de ‘Adalah’, Muna Haddad, escribió: “impedir que la Sra. Salwa Salem-Copty y otros residentes desplazados mantengan el cementerio y visiten las tumbas de familiares, incluidos los de abuelos y abuelas, padres, tíos y tías, constituye una grave violación del derecho a la dignidad del difunto”. Entre los comentarios de Salwa de 71 años, dijo: “Sueño con esta tumba. Estoy suplicando. No quiero nada más que visitar la tumba de mi padre. Quiero ser enterrado junto a mi padre”. │Diario Palestina Libération صحيفة فلسطين ليبراسيون - Global Intellectual Property Registry Nº: 1 607138 370884 All rights reserved ©2016| RPL Radio Palestina Libération - إذاعة فلسطين ليبراسيون │
Share on Google Plus

About Editor

Envia tu email y recibe las noticias todos los dias del diario Palestina Libération:

FeedBurner