الطبعة العربية

Joven palestino murió de las heridas de balas israelíes luego de 25 días de agonía

│Palestina Libération│OPINION / Suhail Hani Daher Akel.- La imprudencia criminal del premier Benjamín Netanyahu (que pronto viajará a México y Argentina), al decretar que sus tropas militares disparen a matar civiles palestinos que arrojan piedras provoca diariamente consecuencias graves a la población ocupada.


 El pasado 9 de agosto durante la violenta represión de los soldados sionistas contra jóvenes palestinos en el campo de refugiados de al-Duheisha, hirieron a los jóvenes Raed al-Salhi y Aziz Aref ambos desarmados, que estaban resistiendo contra las tropas que entraron al campo a secuestrar jóvenes.

 A la Intifada de los jóvenes, la respuesta fue balas para matar, de los 2 heridos graves, que fueron internados en el hospital israelí Hadassah en Jerusalem ocupada, uno de ellos, Raed al-Salhi de 21 años, murió ayer domingo en el mismo hospital debido a las heridas recibidas luego de una lamentable y dolorosa agonía de 25 días.

 Por este ‘crimen de guerra’ que responsabiliza directamente a Netanyahu, ninguno de los soldados que persiguieron a los jóvenes palestinos y le dispararon por la espalda fueron citados, juzgados y condenados, por el contrario, en estos casos la sangre palestina les permite una condecoración especial por parte de sus superiores para elevar la autoestima criminal de los soldados israelíes. Con su vida, Raed, se convirtió en el mártir 353 asesinado por las fuerzas de la potencia ocupante durante el periodo de la actual ‘Intifada por Jerusalem’ que comenzó el 1 de octubre de 2015. El cuerpo del mártir Raed, aún está indebidamente retenido por las autoridades de la ocupación sin permitirle un entierro digno a sus familiares. │Diario Palestina Libération صحيفة فلسطين ليبراسيون - Global Intellectual Property Registry Nº: 1 607138 370884 All rights reserved ©2016|
Share on Google Plus

About Editor

Envia tu email y recibe las noticias todos los dias del diario Palestina Libération:

FeedBurner