الطبعة العربية

Matan a un chico palestino de 17 años que proyectó el martirio por su pueblo

│Palestina Libération│OPINION / Suhail Hani Daher Akel.-  Los chicos palestinos desde su cuna son la reserva de la dignidad palestina. Durante casi 7 décadas fueron el sostén de sus padres y sus madres en su resistencia para recuperar su patria arrebatada por el terrorismo sionista.


Sus vidas fueron generosamente entregadas en pos de un futuro de libertad. Hoy sábado por la tarde un valiente chico de 17 años, Qutayba Ziad Zahran, derramó su sangre sobre el criminal asfalto en el improcedente control militar israelí Zaatara cerca de Nablus, en el norte de la Ribera Occidental ocupada. El mártir Qutayba, es uno de los miles de chicos palestinos hartos de enterrar a sus padres, hermanos, familiares y amigos.

Hartos de la brutal ocupación israelí. Hartos de la falta de conciencia de un mundo incomprensible y ajeno a su tragedia.

Hartos de los regímenes árabes que utilizan la catástrofe de los chicos palestinos para sostener su antidemocrático poder. Hartos del inservible régimen de la Autoridad Palestina. El valiente mártir Qutayba de solo 17 años, con amor por su patria desgarrada, planificó su propio martirio. En una carta para su familia, que luego se publicó en Faceboox, deslizó valiosos párrafos por separado para su padre, su madre y sus hermanos.

En el sentido mensaje el chico Qutayba, le escribió al padre: “Mi querido padre, perdóname. Aquí he logrado mi deseo y estoy a punto de morir como mártir por el bien de Dios, con la determinación de los combatientes...Tú debes saber, que no te abandono porque estoy harto de ti ó porque fuiste malo conmigo, es sólo porque el martirio me ha llamado después de haberlo deseado...”. En su párrafo siguiente, escribe: “Mi preciosa madre perdóname...No llores por perderme, sino más bien expresa gritos de felicidad, porque esta es la boda de tu hijo mártir. También le dedicó sentidos párrafos por separado a sus hermanos y hermanas. Pidió que no lo despidieran con lágrimas y su frase final fue: “Nuestra última oración es gracias a Allah (Dios), el señor de los mundos. Mártir viviente, Qutayba Ziad Zahran”.

 Hoy para Qutayba era un sábado más. No salió a matar a nadie, pero estaba dispuesto a no soportar más las humillaciones. Mientras caminaba con un pequeño bolso en su mano cerca del control militar citado, los soldados israelíes comenzaron a provocarlo con sus maliciosas palabras e insultos y al tratar de detenerlo sacó un cuchillo de cocina de su bolsa, pero rápidamente las balas de una decena de soldado lo acribillaron.

Qutayba, es el mártir 351 de la ‘Intifada por Jerusalem’ y desenmascaró la sucia cara de la ocupación y de Benjamin Netanyahu. │Diario Palestina Libération صحيفة فلسطين ليبراسيون - Global Intellectual Property Registry Nº: 1 607138 370884 All rights reserved ©2016|
Share on Google Plus

About Editor

Envia tu email y recibe las noticias todos los dias del diario Palestina Libération:

FeedBurner