الطبعة العربية

El Congreso de EEUU inmoralmente reconoció la reunificación de Jerusalem

│Palestina Libération│OPINION/Suhail Hani Daher Akel.-  Mientras el Naska (caída o derrota) del 5 de junio de 1967, es la continuidad de la tragedia palestina iniciada con la Nakba (Catástrofe) de 1948, de manera descarada la potencia ocupante israelí celebra ese 5 de junio la reunificación de Jerusalem al ocuparla durante la invasión del 5 al 10 de junio, usurpando, además, el resto de Palestina, las alturas del Golan sirio, algunas granjas fronterizas del Líbano y el Sinaí egipcio.


 Con una comunidad cómplice, regímenes árabes antidemocráticos sordos, una despiadada ONU contra los intereses palestinos y un gobierno corrupto y servil de la Autoridad Nacional Palestina-ANP conducido por el presidente de facto Mahmoud Abbas, el premier israelí Benjamín Netanyahu (responsable de crímenes de guerra), celebró ayer miércoles 7/6, en el Knesset (parlamento) sionista junto con el Congreso de Estados Unidos en teleconferencia el reconocimiento del Congreso estadounidense la inmoral e ilegal ‘reunificación de Jerusalem’ capital milenaria de Palestina, fundada por la tribu cananea la genealogía palestina 3500 años aC. Un primer paso para que el presidente Donald Trump traslade su Embajada de Tel Aviv a Jerusalem. Violando los derechos nacionales legítimos del pueblo palestino a la ciudad santa, el terrorismo europeo-judío-sionista ocupó Palestina con el sector Occidental de Jerusalem durante la Nakba de ocupación de 1967 para crear a Israel, mientras, el sector Este de Jerusalem fue ocupada durante la Naksa en 1967 con el resto del territorio palestino.

La potencia ocupante reunificó la ciudad el 23 de junio de 1967 y mediante una ley básica del Knesset el 31 de julio de 1980 la consideraron ciudad unificada capital de Israel de manera arbitraria. En respuesta la ONU el 20 de agosto de 1980 en su resolución 478 consideró como ilegal la determinación israelí y les pidió a los países miembros mantener su capital en Tel Aviv, capital reconocida a Israel. Sólo fue tinta sobre papel.


 Por su parte, durante la tediosa teleconferencia, Netanyahu, expresó su ánimo expansionista al decir: “los lugares sagrados para el judaísmo, el cristianismo y el islam estaban disponibles. En esta gran convulsión que está ocurriendo a nuestro alrededor, hay una ciudad libre, donde los judíos, cristianos y musulmanes son libres de orar sin molestias en la ciudad unida de Jerusalén y es así como quedará”.

 La capacidad de mentir del jefe del terrorismo de Estado israelí no tiene límite, mientras hablaba para el mundo de las libertades, los palestinos de Jerusalem están segregados, echados de sus casas y los musulmanes tienen miles de inconvenientes para entrar al predio de las mezquitas a orar a diferencia de los fundamentalistas colonos judíos que profanan la Mezquita Al-Aqsa para realizar sus rezos talmúdicos. Algo similar les sucede a los cristianos aporreados por el ejército de ocupación durante las pascuas y las navidades. │ Diario Palestina Libération ©2016 Global Intellectual Property Registry Nº: 1 607138 370884 All rights reserved. Palestina Libération Media Group|صحيفة فلسطين ليبراسيون│
Share on Google Plus

About Editor

Envia tu email y recibe las noticias todos los dias del diario Palestina Libération:

FeedBurner