Edition Française / الطبعة العربية

Abbas se olvidó de pedir la liberación de los presos palestinos en su reunión con Trump

│Palestina Libération│OPINION/Suhail Hani Daher Akel.-  Luego del encuentro en la Casa Blanca, Washington, Estados Unidos, entre el presidente con mandato cumplido en 2009, Mahmoud Abbas y el presidente estadounidense Donald Trump, se llevó a cabo una conferencia de prensa donde Abbas más que reclamar los justos derechos que necesita su pueblo palestino, empalagosamente enalteció al presidente Trump, llamando a su administración de “sabia”.

Abbas, lejos de la presión que ejerce el lobby israelí, no mencionó el sufrimiento ni pidió por la libertad de los presos palestinos en huelga de hambre desde el pasado 17 de marzo en las cárceles sionistas, ni detalló el padecimiento de Gaza bloqueada desde 2007 por los israelíes y tampoco pidió poner fin a los crímenes diarios de los jóvenes palestinos, sino, volvió con su patética mendicidad de ‘dos estados’, algo que el presidente Trump, ni siquiera mencionó. A su turno, entre sus palabras, expresó “ya es hora que Israel ponga fin a su ocupación de nuestra gente y de nuestra tierra después de 50 años”, refiriéndose únicamente al territorio palestino ocupado en 1967 y sin una mención al territorio palestino usurpado en 1948.
A diferencia de los empalagosos elogios en el que Abbas, consideró “que es una administración valiente con sabiduría para lograr la paz”, Trump, elogió a Abbas, por la coordinación de seguridad entre la Autoridad Palestina e Israel. Apoyando literalmente la represión de las fuerzas de seguridad palestinas contra su propio pueblo.
Así mismo, Trump, expresó su “oposición a la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que condenó los asentamientos ilegales”, ante un Abbas, embelesado por la figura de Trump, que tampoco mencionó que exigirá a Israel retirarse de los territorios palestinos ocupados, ni hizo mención a la ocupación de Jerusalem. Sin embargo, tediosamente dejó esbozadas de modo encubierto su interés de trasladar la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalem.
Trump, buscando su Nobel de Paz en su competencia con el ex presidente Barack Obama, aseguró repetidamente “su deseo de lograr un acuerdo de paz entre Israel y la Autoridad Palestina” cuidándose de nombrar a Palestina con su nombre propio y sin tener en cuenta que su nueva administración aún no articula una estrategia para reiniciar un acuerdo, fundamentalmente por sus inclinaciones y simpatía hacia la potencia ocupante.
Las expectativas, a pesar de la satisfacción de la delegación palestina, fueron sólo más promesas de la acostumbrada ‘Pax Americana’, con palabras encendidas pero de poco contenido y con bajas expectativas para los derechos nacionales palestinos. Se pareció más a una elaboración del terreno para la próxima visita de Trump a Benjamin Netanyahu en Jerusalem ocupada el próximo 22 de mayo (fecha a decidir), mes que recuerda la Nakba, (Catástrofe) palestina, es decir, el robo de la patria en 1948.
© Suhail Hani Daher Akel │ Diario Palestina Libération ©2016 Global Intellectual Property Registry Nº: 1 607138 370884 All rights reserved. Palestina Libération Media Group|صحيفة فلسطين ليبراسيون│
Share on Google Plus

About Editor

Envia tu email y recibe las noticias todos los dias del diario Palestina Libération:

FeedBurner