الطبعة العربية

Israel volvió a violar los protocolos de intercambio de presos

│Palestina Libération│OPINION/Suhail Hani Daher Akel.- Los acuerdos con la potencia ocupante siempre llevan al fracaso como consecuencia de la inmoralidad israelí y sólo sirven para sus espurios intereses expansionistas. Sus hijos despiden a su padre en la morgue del Hospital Abu Yusef Najjar en Rafah, Gaza, tras ser ejecutado en la noche de ayer viernes (24/3)


Desde aquel acuerdo firmado en 2011 entre Hamas y Tel Aviv por el intercambio de 1000 prisioneros palestinos secuestrados por el soldado invasor Gilad Shalit, preso de guerra durante una de las tantas invasiones israelíes a la Franja, el gobierno de Hamas mantuvo el respeto por el detenido y lo retorno tras el acuerdo con buen estado de salud a diferencia de un sinnúmero de presos de distintos movimientos, entre ellos, de Fatah, que lo regresaron con una salud deteriorada, muchos de ellos murieron por las enfermedades sufridas y otros fueron vueltos a secuestrar y aún están en las cárceles israelíes.

 Violando todos los protocolos internacionales de intercambio de prisioneros, la deshonestidad israelí en el acuerdo demostró como el gobierno de la ocupación arremetió contra los presos palestinos liberados con sus ‘ejecuciones extrajudiciales’ matando quirúrgicamente a muchos miembros de Hamas, como son los casos de los mártires Mohammed Abu Shammala, Raed al-Attar y Mohammed Barhoum, comandantes de las Brigadas de Ezzeidin Al-Qassam, brazo militar de Hamas, ejecutados por un misil mientras eran parte de una reunión política en una casa en la ciudad de Rafah en el sur de la Franja en 2014.

 Sumando a la indignación fue la ‘ejecución extrajudicial’ del comandante de Hamas, Ahmad Yabari, que acompaño al soldado Gilad, para entregarlo en 2011 a las autoridades israelíes como parte del acuerdo firmado y, a pesar que Gilad, expresó el buen trato recibido por el comandante Yabari, los israelíes lo ‘ejecutaron extrajudicialmente’ desde un avión de combate no tripulado con un misil que impactó en su auto mientras circulaba por una calle céntrica de la ciudad de Gaza en noviembre de 2012. Más sangre palestina: Insaciables con sus crímenes, en la noche de ayer viernes (24/3) el ex preso liberado por el acuerdo y alto miembro de las Brigadas Al-Qassam y miembro de Buró Político de Hamas, Mazen Fuqaha de 35 años, fue ‘ejecutado extrajudicialmente’ por un comando que lo asesinó de 6 disparos de pistola con silenciador en la puerta de su casa en el barrio de Tal al-Hawa de la ciudad de Gaza.

 El mártir Fuqaha, es oriundo de la ciudad de Tubas al norte de la Ribera Occidental y pesaba sobre él una sentencia antijuridica de por vida en las cárceles israelíes, sin embargo, al ser liberado fue deportado a Gaza ese mismo año (2011) y anoche salvajemente los ejecutaron. Varios de los movimientos de la resistencia palestina condenaron el crimen de lesa humanidad.

Las Brigadas Ezzeidin al-Qassam en un extenso comunicado denunciaron que “…es claro y evidente que este crimen fue organizado por el enemigo sionista. Este enemigo va a ser el que sufrirá las consecuencias y deberá asumir su responsabilidad…Al-Qassam reaccionará en el momento adecuado y de la manera apropiada”.

Por su parte, el líder del Frente Popular para la Liberación de Palestina-FPLP, Zulfiqar Sawirjo en los funerales del mártir hoy sábado a la mañana “llamó a las facciones de la resistencia palestina para iniciar un diálogo nacional sobre el asesinato del comandante de al-Qassam Mazen Fuqaha, para resistir frente al enemigo sionista”.

Mientras, que el Movimiento de la Jihad Islámica, dijo en su comunicado que “el asesinato del mártir Fuqaha, marcó el comienzo de una nueva ofensiva israelí contra la resistencia palestina y la resistencia tiene el derecho de responder y defenderse” │ Diario Palestina Libération ©2016 Global Intellectual Property Registry Nº: 1 607138 370884 All rights reserved. Palestina Libération Media Group|صحيفة فلسطين ليبراسيون│
Share on Google Plus

About Editor

Envia tu email y recibe las noticias todos los dias del diario Palestina Libération:

FeedBurner