الطبعة العربية

La potencia ocupante israelí celebra el deseo del presidente Donald Trump

│Palestina Libération│SUHAIL HANI DAHER AKEL.- Violando la resolución 478 de la ONU de agosto de 1980 que ‘exige a los países miembros no reconocer a Jerusalem
como capital de Israel y mantener las embajadas en Tel Aviv’ capital reconocida para la potencia ocupante, los países respetaron la misma, incluido Estados Unidos, ya que ninguno de sus gobiernos de las dos grandes tendencias políticas se animó en trasladar su embajada a la ciudad ocupada entre 1948 y 1967 milenaria capital palestina.

Desgarrando Jerusalem: Favorecido por el apoyo electoral del lobby estadounidense-judío, Donald Trump, reunido en la Torre Trump en Nueva York (25/9/2016) prometió arbitrariamente al premier israelí Benjamín Netanyahu, ‘reconocer Jerusalem como capital indivisible de Israel’ si consigue llegar a la presidencia y cumplir con la dilatada promesa republicana en 1995 durante el gobierno demócrata del presidente Willam Jefferson Clinton. Racista 'proyecto de ley': En la línea a seguir propuesta por Trump, aprovechando que los republicanos controlan el Senado y la Cámara de Representantes por primera vez desde 2007, 3 senadores republicanos, Dean Heller (Nevada), Marco Rubio (Florida) y Ted Cruz (Texas) presentaron un ‘proyecto de ley’ llamado ‘Ley de la Embajada en Jerusalem’, para ser tratada en el 115ª Congreso en Washington que abrió con 52 nuevos legisladores ayer 3 de enero.


Tema consumado: Como hipótesis republicana casi consumada, el pasado lunes 12 de diciembre de 2016, la asesora política de Trump, Kellyanne Conway, sobre el traslado de la embajada, aseguró que “es una gran prioridad para este presidente electo Donald Trump. Es algo que nuestro amigo Israel, un gran amigo en el Medio Oriente vería con agrado y es algo que agradecerían la gran cantidad de judíos estadounidenses que han expresado su preferencia por el traslado de la embajada”.

Asentamientos: Dejando claro que el resultado de la resolución 2334 del CS-ONU (23/12/’16) condenando los asentamientos judíos con la abstención del presidente Barack Obama, lejos de los derechos palestinos, solo fue para revalidar su premio ‘Nobel de la Paz’ y parte de la contienda interna por apoyo del lobby judío a Trump. Israel está haciendo trizas la resolución ampliando los asentamientos, mientras, Trump, que se siente adicto a los mismos, nombró al extremista abogado estadounidense-judío David Friedman (57), como embajador en Tel Aviv, por su abierta postura a favor de los asentamientos y los colonos judíos, además de ser presidente de los ‘Amigos Americanos’ de Beit El Yeshiva, grupo de apoyo al ilegal asentamiento de Beit El, cerca de Ramallah ocupada.

Palestina: El rechazo popular del pueblo palestino es unánime y prometen más resistencia con la Intifada contra la ocupación sionista, en tanto, el gobierno de facto de Mahmoud Abbas y sus funcionarios, solo arrojan palabras vacías que se las lleva el viento. │ Diario Palestina Libération ©2016 Global Intellectual Property Registry Nº: 1 607138 370884 All rights reserved. Palestina Libération Media Group|صحيفة فلسطين ليبراسيون│
Share on Google Plus

About Editor

Envia tu email y recibe las noticias todos los dias del diario Palestina Libération:

FeedBurner