Edition Française / الطبعة العربية

Luego de 5 meses restituyeron el cuerpo del mártir Muhammad y más de 130 cuerpos están secuestrados con riesgos de extirpar sus órganos

│Palestina Libération│Por Suhail Hani Daher Akel.-Las fuerzas de ocupación desde hace décadas no solo ejecutan a sangre fría, sino maltratan, secuestran y violan el cuerpo de los mártires, demuelen los hogares de sus familiares y le exigen el holocausto del exilio a su gente sin que la Corte Penal Internacional-CPI investigará y condenará a los responsables de estos crímenes de lesa humanidad israelí.


En horas del anochecer del pasado miércoles la autoridad sionista luego de 5 meses liberó y restituyó el cuerpo del mártir Muhammad Jamal al-Kalouti de 21 años, ‘ejecutado extrajudicialmente’ el pasado mes de marzo en la vieja Jerusalem ocupada.

El retorno del cuerpo secuestrado y devuelto congelado a sus familiares causó la peor indignación en la población palestina, causando mayor ira aun, cuando las tropas de ocupación se desplegaron en torno al cementerio limitando la cantidad de gente en el doloroso funeral. Secuestro de los cadáveres: La morbosa actitud israelí se potenció a partir del pasado 1° de octubre con el comienzo de la ‘Intifada por Jerusalem’ usada como medida disuasoria para evitar -aunque en vano- la rebelión de los jóvenes palestinos contra la inmoral ocupación. Actualmente más de 130 palestinos están secuestrados desde hace meses y muchos de ellos con sus órganos robados, un gran negocio de los rabinos judíos estadounidenses.

El miembro del Comité para la Devolución de los Mártires, Ahmad Dabash, aseguró oportunamente que “hace 14 años que estamos esperando el cadáver de mi hermano para poder darle sepultura y es negada constantemente por la autoridad israelí…Nuestras sospechas es que su cuerpo fue extirpado y sus órganos vendidos en Israel y Estados Unidos como mucho de los secuestrados mártires”.

Robo de órganos: Desde la ‘Intifada por Al-Aqsa’ en el año 2000 el gobierno del fallecido premier israelí Ariel Sharon (responsable de crímenes de guerra), utilizó entre sus perversos métodos el secuestro de los cadáveres de palestinos asesinados para luego permitir extirpar sus órganos para los espurios negociados y devolver luego de meses los cuerpos vacíos de sus órganos. En este sentido el medico israelí, Yehuda Hiss, oportunamente director del Instituto Forense Abu Kabir, cerca de Tel Aviv, en el 2000 “admitió que su personal participó en la extracción de la piel, las córneas, las válvulas cardíacas y los huesos de los cuerpos de los palestinos asesinados por soldados israelíes”.

El Dr. Hiss, su plante médico, el gobierno sionista y los secuestradores soldados israelíes viven impunemente libres. │ Diario Palestina Libération ©2016 Global Intellectual Property Registry Nº: 1 607138 370884 All rights reserved. Palestina Libération Media Group|صحيفة فلسطين ليبراسيون│
Share on Google Plus

About Editor

Envia tu email y recibe las noticias todos los dias del diario Palestina Libération:

FeedBurner